NUESTRAS OFICINAS PERMANECERÁN CERRADAS TEMPORALMENTE. OFRECEMOS TODOS NUESTROS SERVICIOS DE FORMA TELEMÁTICA.
5 febrero, 2021

Sensaciones que me hizo sentir

Esa sensación de caer de la cama cuando estás durmiendo, pero un poco más exagerado, tenía la sensación de caer al vacío.
No encontraba ningún objetivo ni motivo para seguir en este mundo, escribí cartas explicando cómo me sentía, cómo me hacían sentir esos compañeros en el colegio por el simple hecho que no quisiera salir con ellos, porque mi cuerpo había crecido pasando a ser un cuerpo con curvas, parecido al de una mujer adulta pero sin serlo. Sus comentarios no me ayudaban, sus burlas tampoco y menos que se rieran de mí.
Eran unas cartas llenas de lágrimas, llenas de incomprensión porque ni yo entendía esa sensación y esa necesidad de quedarme en la cama, de no querer levantarme, de no querer ver la luz del sol porque dónde me parecía que estaba mejor era debajo de las sábanas, aunque estuvieran saladas por la cantidad de lágrimas que derramaban mis ojos.
Mis vistas a lo lejano no existían porque mi cerebro solamente tenía claro que quería desaparecer, no era capaz de ver un motivo por restar aquí, pero también quería despedirme de esas personas que en algún momento fueron importantes para mí.
Ese silencio, ese vacío que sentía dentro de mí sentía como me desgarraba por dentro, como si ella me estuviera quitando mi vida, porque la vida es nuestra. Pero es que lo real es que yo me estaba dejando que me dominara, porque me dejé llevar. Me desperté. Grité. Lloré. Miré a mi alrededor y vi que todas esas sensaciones las vivía y las sentía pero era algo infungible, no podía tocar ni ver, solamente sentir.
Ese preciso momento que estaba en lo más profundo debajo tierra, que solamente podía ver un pequeño rayo de luz que dejaba ver algo. Me planté y  algo dentro de mí que me decía que tenía que valorarme, y eso significaba: esa era la hora de extender la mano para que quien estaba a mi lado pudiera ayudarme, porque si no la extiendes no pueden.
Melodi