NUESTRAS OFICINAS PERMANECERÁN CERRADAS TEMPORALMENTE. OFRECEMOS TODOS NUESTROS SERVICIOS DE FORMA TELEMÁTICA.
3 junio, 2021

Rapunzel

La lucha contra un trastorno de la conducta alimentaria es una lucha sin tregua. Y hay maneras diferentes de hacer frente a esta lucha. Cada chica afectada encuentra su manera. Mi hija optó por escribir. A través de la escritura expresó todo lo que la mortificaba por dentro.

Aquí tenéis un ejemplo de su sensibilidad y capacidad para llegar al fondo de su corazón  y sacar todo su pesar. Como madre no puedo estar mas orgullosa. Aún me emocionan sus palabras. Tan bién encontradas!. Tan bien expresadas! Toda una lección de vida.

 

“El trastorno me recuerda a la madre mala de la Rapunzel. La secuestró de sus padres, la apartó de su vida . La alejó de todos la que la querían . Pero ella, la Rapunzel, era tan pequeña que no era consciente de lo que pasaba. No sabia que estaba secuestrada. La madre mala le hizo creer  que estar encerrada en aquella torre era lo que necesitaba y que salir de allí era muy peligroso.

Mientras tanto la madre se aprovechaba de su pelo, que le daba fuerza y juventud. Cuanto mas encerrada estaba la Rapunzel mas poder tenia la madre. La madre tenia un autentico terror con la idea de perderla. Sabia que si la Rapunzel descubría que estaba secuestrada querría huir  de aquella torre. Y la madre moriría. Sin la Rapunzel perdería la vida. Así, que para no perder su vida, le hizo creer a la niña que ella sola no sería capaz de hacer nada, que dependía totalmente de ella.

 

El trastorno hace que te pase eso. Te secuestra sin que tu seas consciente de ello. Te hace creer que sin él no seas nadie y te manipula para poder tener el control de tu vida. Consigue que la idea de recuperarte te dé mucho miedo y que sigas teniendo terror a una vida sin él.  El te necesita, te consume y como no sabes que estás secuestrada por él, dejas que lo haga. Dejes que te anule y te creas el miedo a una vida sin él.

 

Pero un día la Rapunzel decidió salir de la torre. Tenia miedo pero decidió salir del sitio donde había estado secuestrada tantos años. No se creía capaz pero las ganas de ser libre ganaron a los miedos. Lo consiguió. Conoció la verdadera realidad y cuando descubrió que había estado secuestrada, fue capaz de sobrevivir sola y acabar con su falsa madre. Sin ella y sin su pelo  ya no podría vivir. No era nadie. La Rapunzel volvió con sus verdaderos padres y recuperó la vida que le habían robado. Conoció el mundo fuera de aquella torre y tuvo, por primera vez, el control de su vida!”