Información y ayuda

93 454 91 09

(Necessites javascript per veure aquest correu-e)

Lunes - Jueves: 9-14h y 15-20h
Viernes: 9-14h

El tratamiento de los Trastornos de la Conducta Alimentaria

Revista Fer Salut 80 marzo 2017

El tratamiento de los trastornos de la conducta alimentaria. ¿Qué puedo esperar de los profesionales?

El tratamiento de los TCA es largo y complejo, pero debemos recordar que la recuperación es posible y que alrededor del 70% de las personas afectadas por un TCA lo superan. No hay un tratamiento único y estándar, sino que se adapta a las características de cada persona. El objetivo del tratamiento de los TCA exige que se lleve a cabo desde un equipo multidisciplinar, formado por diferentes especialistas: médicos, psicólogos, enfermeros, educadores, etc. para poder proporcionar a la persona un tratamiento integral que aborde todas las causas y consecuencias de la enfermedad.

Los objetivos del tratamiento de los TCA son los siguientes:

  • Restaurar y/o normalizar el peso y el estado nutricional. Es decir, conseguir una alimentación saludable y normalizada
  • Tratar las complicaciones físicas derivadas de una alimentación inapropiada
  • Proporcionar educación sobre un hábito alimenticio saludable
  • Modificar/mejorar el malestar psicológico del TCA. Esto implica trabajar en un espacio terapéutico y acompañado de profesionales de la salud mental, sentimientos, emociones, sentimientos, experiencias y comportamientos que perjudican la calidad de vida de la persona. Para lograrlo es necesario que la persona haga terapia psicológica y, en los casos que sea necesario por el grado de sintomatología, combinarla con un tratamiento farmacológico también.
  • Favorecer el apoyo familiar y proporcionar asesoramiento y terapia a la familia cuando sea necesario .
  • Prevenir recaídas

Hay un factor importante a tener en cuenta respecto al tratamiento: la falta de conciencia de enfermedad. Es un rasgo típico de los TCA y se da en muchos casos, sobre todo al inicio de la enfermedad. Esta falta de conciencia puede comportar que la persona afectada, a pesar de sentirse mal, no sea capaz de reconocer la eficacia del tratamiento sobre la enfermedad. En estos casos, la familia tiene un papel destacado para ayudar a la persona afectada a tomar conciencia de enfermedad y aceptar la ayuda de los profesionales. Para lograrlo es importante no caer en argumentaciones racionales, ya que es muy probable que la persona afectada no se muestre receptiva a este tipo de razonamientos. La mejor estrategia es comunicarse con la persona desde la vertiente emocional, cómo se siente, qué le preocupa, etc .

ACAB trabaja con las personas afectadas para aumentar su motivación y responsabilidad para la recuperación, y mediante los Grupos de apoyo, ayuda a los familiares a comprender la enfermedad de sus hijos o hijas para alcanzar la superación .

El tratamiento psicológico de los trastornos de la conducta alimentaria incluye cada vez más, y en la medida que resulte posible, la implicación de la familia en el proceso terapéutico dado los buenos resultados de estas intervenciones familiares.

¿Por qué funcionan las intervenciones con familiares de pacientes que sufren una patología mental?

  • Mejora el conocimiento de la enfermedad y del tratamiento 
  • Constituye el anclaje fundamental para disminuir el desajuste y/o desgaste que la enfermedad produce en la dinámica familiar 
  • Optimiza la implicación de la familia en el proceso terapéutico 
  • Facilita estrategias para afrontar las dificultades de la vida diaria

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria. Entrevista de la Revista Fer Salut 80 a Sara Bujalance (Directora de ACAB) i Maria Cuesta Musarra (exafectada d'anorèxia).

 

  • Família que acompaña con amor y firmeza
  • Persona con consciencia de la enfermedad y motivación por el cambio
  • Escola que actua amb rapidesa i coneixement davant un cas
  • Tratamiento especializado
  • Mejora significativa del pronóstico de curación